KTM DUKE 690 – MATAGIGANTES


En el mundo del motociclismo hay una discusión histórica basada en el número de cilindros que debe tener un motor.

Las configuraciones más habituales son 1,2 y 4 cilindros.

Voy a dar mi opinión de las ventajas e inconvenientes de cada una de estas configuraciones, teniendo en cuenta que he tenido motos con 1,2 y 4 cilindros. De las tri-cilíndricas no puedo opinar porque nunca tuve una.

Monocilíndricas:

Ventajas:

1) Sencillez

2) Inmediata respuesta en bajos y medios

3) Contención de peso

Desventajas:

1) El motor tiende “dar coces” por debajo de las 3000 vueltas, sintiendo el piloto una sensación incómoda por debajo de este régimen de revoluciones.

2) No suelen ser buenas motos para viajar. Su potencia no suele ser muy elevada y un solo cilindro realiza sobre esfuerzo cuando se viaja por autopista.

3) Suelen vibrar, no son motos suaves, ya que el movimiento del único cilindro genera inercias.

El sonido del motor de una monocilíndrica es grave.

Bicilíndricas:

Solucionan parcialmente los problemas de las mono cilíndricas añadiendo un cilindro adicional, con lo que:

1) Por debajo de las 3000 vueltas, no cocean.

2) Son mejores ruteras que las monocilíndricas.

3) La entrega de potencia sigue estando en bajos y medios régimenes, haciéndolas máquinas perfectas para una conducción basada a revoluciones bajas y medias (la conducción más natural y tranquila en mi opinión).

Las bicilíndricas, siguen teniendo tendencia a vibrar, aunque obviamente no tanto como las monocilíndricas, ya que uno de los cilindros equilibra el movimiento del otro.

El sonido del motor de una bicilíndrica es grave.

Cuatro cilindros en línea

Es la configuración más habitual en motos japonesas.

Las cuatro cilíndricas son motos suaves, donde las vibraciones casi desaparecen.
El régimen máximo del motor sube (puede girara mas RPM), con lo cual la entrega de potencia suele ser más arriba.

Suelen ser máquinas muy potentes, con menos par en bajos y medios que las “mono” y “bi” cilíndricas.
Su máxima potencia se entrega a altas vueltas, por lo que no son las motos más recomendables para principiantes, ni para gente que le guste la conducción relajada.

El sonido del motor de una cuatro en línea es agudo a altas RPM. Es un sonido muy particular que a muchos enamora. El sonido que emite el motor a altas vueltas evoca potencia en estado puro.
El sonido de las mono y bi es más grave. Por decirlo de alguna manera lo que se oye es “el par”.

PRUEBA KTM DUKE 690

He tenido la oportunidad de probar la KTM DUKE 690 durante 300 KM por carreteras de montaña, y me ha parecido la máquina definitiva para ese entorno.

Mis impresiones:

– Es muy ligera.

– Consume muy poco combustible.

– La posición de conducción es cómoda. Vas muy erguido y el mullido del asiento es correcto.

– El motor sorprende muchísimo, ya que no parece un monocilíndrico puro y estira bastante.

– La parte ciclo va muy sobrada. La moto es tan ligera que resulta todo un placer meterla en curva y hacerla “bailar” con el asfalto.

– Los 68 CV de potencia son más que suficientes en carreteras reviradas. De hecho estoy convencido de que llevada por un buen piloto en ese ambiente, puede resultar una perfecta “mata deportivas”.

– La frenada delantera, aunque con un solo disco de freno, resulta muy potente y dosificable. El sistema de frenado es Brembo. El ABS es otro elemento de seguridad activa que me parece imprescindible. Lo probé varias veces y resulta imposible bloquear la rueda, lo que aporta un plus de seguridad y confianza adicional.

¿Me la compraría? Sin duda, siempre para el uso descrito: salidas de fines de semana por montaña o para moto de ciudad.

Hay mejores ruteras, por lo que si lo que estás buscando es una moto para hacer viajes con largos tramos de Autopistas, está Duke no resultará tu moto ideal.

¡Bien por KTM!