Paso a paso: Cómo comprar un vehículo de segunda mano

Paso 1: Llegar a un acuerdo

El primer paso resulta obvio: comprador y vendedor deben quedar para ver el vehículo en venta.

En este paso el vendedor enseñará el vehículo mostrando todas sus virtudes, y el comprador verificará que tanto la parte técnica como la parte burocrática son correctas.

Respecto a la parte técnica el comprador debe verificar todos aquellos elementos que
garanticen el correcto funcionamiento del vehículo, entre otros: estado del motor, neumáticos, chasis, pintura, estado del interior, chequear la existencia de vibraciones, luces, electrónica, frenos, si se incluyen todos los extras referidos en la oferta, si el número de kilómetros coincide con el desgaste real del vehículo, si se incluyen chalecos y triángulos, etc, etc.

Es conveniente concluir la revisión técnica con una prueba dinámica en la que el comprador probará el coche. Aunque conducirá el comprador, el vendedor siempre debe ir de acompañante. Nunca se debe realizar una prueba dinámica en la que el vendedor deje probar el vehículo al comprador sólo, pues esta forma de proceder entraña riesgos que deben evitarse a toda costa.

Respecto a la parte burocrática el comprador debe verificar dos documentos: el permiso de circulación y la tarjeta de inspección técnica de vehículos. En el permiso de circulación debe comprobar que la fecha de primera matriculación (I), coincide con la fecha indicada por el vendedor.
El comprador debe apuntar la matrícula (A) y el nº de bastidor (E) y comprobar que coinciden con la matrícula y número de bastidor situados en el vehículo.

Por otro lado en la ficha técnica el comprador debe verificar que las características
reseñadas coinciden con las del vehículo en venta, y además que el vehículo ha pasado las
correspondientes inspecciones técnicas periódicas.

Finalmente el comprador pedirá al vendedor el justificante de pago del impuesto sobre
vehículos de tracción mecánica correspondiente al año en curso, pues si este impuesto
no está al día, la transferencia del vehículo no se podrá realizar.

En este primer paso hay un aspecto subjetivo pero muy importante.

Tanto comprador como vendedor, se forjan una idea de cómo es el otro y si es lo suficientemente serio para formalizar un trato.

Si todo es correcto y el trato parece razonable a comprador y vendedor, tenemos un principio de acuerdo que hay que formalizar.

Paso 2: Firma del contrato de compraventa y entrega del vehículo

Si comprador y vendedor deciden realizar la compra – venta, hay que formalizar en todos los casos el acuerdo mediante un contrato privado de compraventa.

Os dejamos a continuación una serie de contratos modelo que os pueden servir
perfectamente:

Contrato modelo de la Comunidad de Murcia
Propuesta de contrato modelo de la OCU
Propuesta de contrato modelo del RACC

El contrato de compraventa debe rellenarse siempre por triplicado (una copia para el
comprador, otra para el vendedor y una tercera para la Administración).

Todas las copias deben ser firmadas por ambas partes.

Muy importante: Las tres copias del contrato de compraventa se firman por ambas partes en un lugar tranquilo con el dinero de la operación y todas las llaves del vehículo presentes.

Después, y justo inmediatamente tras la firma del contrato, el vendedor toma su dinero y el comprador las llaves de su recién adquirido coche, así como toda la documentación (permiso de circulación, ficha técnica, recibo justificante del pago del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica).

Ésta es la mejor manera para evitar problemas.
Si eres el comprador y firmas el contrato de compraventa sin las llaves del coche ni la documentación, corres el riesgo de que el vendedor se quede el vehículo, teniendo que emprender trámites legales para recuperar tu compra.

Si eres el vendedor y le dejas las llaves, el coche y la documentación al comprador, sin haber recibido el pago, entonces corres el riesgo de que el vendedor no te realice el ingreso y te quedes sin el coche.

Para evitar problemas: el coche, las llaves y la documentación las entrega el vendedor justo
en el mismo momento en que recibe el pago por parte del comprador, y con los contratos de compraventa firmados por ambas partes.

Así mismo el comprador pedirá una fotocopia del DNI del vendedor para tener todos los
datos del vendedor que serán usados en los siguientes trámites legales a realizar.

Paso 3: Pago del impuesto de transmisiones patrimoniales por parte del comprador

El comprador del vehículo tiene que pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales. Para ello debe dirigirse a la Consejería de Hacienda que corresponda a su lugar de residencia y solicitar y comprar en ventanilla un modelo 620. Una vez en su poder debe coger un número de turno, y mientras espera su turno rellena el modelo 620 con sus datos, los datos del vehículo y datos del comprador (usando la fotocopia del DNI con la que se hizo a la firma del contrato de compra-venta).

Cuando al comprador le toque su turno, el funcionario de Hacienda le solicitará:

* Original y fotocopia del contrato de compra venta del vehículo.
* Fotocopia del DNI del comprador.
* Fotocopia por las dos caras del permiso de circulación del vehículo.
* Fotocopia por las dos caras de la tarjeta de inspección técnica del vehículo.

Con estos datos, basándose en el precio de compraventa, el funcionario calcula el importe a pagar en concepto de impuesto de transmisiones patrimoniales (en el año 2011 es el 4% del valor de la compraventa).

Con el modelo 620 rellenado por Hacienda en el que se indique el importe a pagar, el
comprador debe dirigirse a un banco y abonar el importe indicado. Una vez satisfecho el
importe al que se refiero el modelo 620 el comprador volverá a Hacienda, volviendo a coger número (le darán un número ultra rápido esta segunda vez), y cuando le toque presentará de nuevo el modelo 620 junto con la fotocopia de su DNI, y las fotocopias del permiso de circulación y ficha técnica. Le devolverán una copia del modelo 620 como comprobante de que los trámites se han realizado correctamente.

Nota: Es una práctica habitual poner en el contrato de compraventa un valor más bajo del
valor real por el cual se realiza el acuerdo. Se trata de una forma de evadir impuestos, y por
ello no podemos recomendarla, aunque como indicamos es una praxis habitual. Hacienda
tiene unas tablas que recogen unos valores mínimos de transferencia basándose en el
modelo del coche y aplicando un factor multiplicador según la antigüedad del vehículo.
En el contrato de compraventa, si el comprador pretende pagar el mínimo de impuestos,
debe poner ese valor mínimo recogido por Hacienda en las tablas.

Paso 4: Cambio de titulariad del vehículo en tráfico

Solo queda ahora llevar a cabo los trámites para el cambio de titularidad del vehículo ante tráfico.

El comprador tiene que dirigirse a la Jefatura Provincial de Tráfico de la Provincia donde esté empadronado, y en primer lugar solicitar el documento a rellenar para la solicitud de transmisión del vehículo.

Si el comprador es precavido, ya lo llevará impreso y cumplimentado.

Puede descargarse aquí

Solo queda ahora llevar a cabo los trámites para el cambio de titularidad del vehículo ante
tráfico.

El comprador tiene que dirigirse a la Jefatura Provincial de Tráfico de la Provincia donde esté empadronado, y en primer lugar solicitar el documento a rellenar para la solicitud de
transmisión del vehículo.

Una vez cumplimentado el comprador pagará en caja el importe solicitado (51 € en 2011) y
cogerá su turno para realizar el trámite final.

Cuando le toque su turno presentará la copia del modelo 620 que previamente había abonado en Hacienda, el comprobante de solicitud de transmisión de vehículo que acaba de abonar en Tráfico, original y fotocopia del permiso de circulación, tarjeta de inspección técnica del vehículo (ITV), comprobante de pago del impuesto municipal de circulación y contrato de compraventa.

A cambio el comprador recibirá de forma inmediata el permiso de circulación del vehículo puesto a su nombre y sus trámites habrán concluido.

Obligaciones:

Si las operaciones se realizan entre particulares, el vendedor dispone de 10 días desde la compra para notificar la transferencia a la Jefatura Provincial de Tráfico debiendo proporcionar los datos del comprador y justificar el pago de los impuestos correspondientes.

Es aconsejable que el comprador y el vendedor tramiten la solicitud del cambio de titularidad del vehículo ante Tráfico de forma conjunta, a fin de evitar posibles contratiempos.

El comprador, por su parte, dispone de 30 días para solicitar ante la Jefatura Provincial de Tráfico la renovación del permiso de circulación del vehículo y justificar el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

El vendedor está obligado a responder de aquellos desperfectos que presente el vehículo y que no fuesen apreciables por un comprador (no experto) a simple vista (vicios ocultos).

Direcciones de Interés:

Jefatura Provincial de Tráfico Madrid.
C/ Arturo Soria, 143 28043.
Madrid. 913 018 500.
D.G. de Tributos y Ordenación y Gestión del Juego.
Paseo del General Martínez Campos, no 30, 1a planta.